+1 809 227 1044 Arroyo Hondo / Bella Vista info@bodyignition.com

Cada día más, con el crecimiento de conciencia en la salud y el interés general de las personas por lograr un cuerpo “hot” que exhibir en trajes de baño, me encuentro con personas “frustradas” por el hecho de que a pesar de sus “esfuerzos” no logran alcanzar la condición física que desean. Los veo patinando en un charco de lodo que les produce desgaste tanto emocional como físico, muchas veces preguntándose si realmente vale la pena, y abriendo la brecha a la opción de tirar la toalla.

Si eres una de esas personas y sientes que deberías estar en una posición diferente en cuanto a tu salud y/o estética, pues continúa leyendo. En lo adelante detallo algunos de los errores más comunes que he visto durante los últimos años como Coach entre clientes y conocidos.

OBSECIONARSE POR ENCONTRAR LA DIETA PERFECTA VS TRABAJAR EN LA DISCIPLINA PERSONAL

Por un lado, la responsabilidad de lo que va a suceder está dentro de tu control, y por otro, en algo externo. Pensar que “la dieta mágica” te hará obtener los resultados que buscas es un error. Todas las dietas funcionan: paleo, low carb, ketogenica, carb cicling, intermittent fasting, vegan, etc. La pregunta real es si te ves con la disciplina adecuada para adherirte a la dieta que escojas, ya que ninguna dieta trabaja a menos que tú trabajes. Antes de seleccionar una estrategia o dieta a utilizar, analiza y asegúrate de que tienes el nivel de compromiso necesario para darle seguimiento y constancia a la misma.

 

Es un maratón, no una carrera de 100 metros. Si no hay constancia y disciplina … buena suerte!

 

YO COMO SALUDABLE PERO NO BAJO DE PESO

¡Sí! Comer saludable es bueno para tu salud, pero no garantiza que te va a llevar a lograr el físico que deseas; sobre todo si tiene más que ver con estética que salud.

 

Comúnmente se tiende a asumir que porque un alimento sea saludable, significa que es bueno para quemar grasa y no es así. Muchos de los alimentos saludables tienen altos contenidos calóricos. Por lo tanto, lo recomendable es llevar algún método de conteo de lo que ingerimos en el día para asegurarnos de que estamos manteniendo un déficit calórico.

 

Al final del día, si ingieres más calorías de las que gastas por día, no importará qué tan saludable sea la selección de alimentos en tu menú, y probablemente terminarás frustrado/a.

 

La buena noticia es que una cosa no excluye a la otra. No tienes que dejar de alimentarte de forma saludable, sino a la vez llevar un control de tu ingesta calórica para asegurarte que la misma va de acuerdo con tus objetivos.

 

No podemos controlar lo que no podemos medir…

 

YO QUIERO PERO NO VOY A …

 

No voy a hacer pesas …

No voy a dejar de beber…

No voy a hacer cardio …

No voy a pasar hambre …

 

Creo que se entiende el punto. Si bien es cierto que todo es un balance, también es cierto que nada se obtiene a cambio de nada, y para lograr aquello que quizás nunca has logrado probablemente debas salir un poco de tu zona de confort.

 

Ahora bien, tampoco es una sentencia a cadena perpetua. Un proceso de pérdida de grasa es algo temporal (al menos así debería planificarse) y luego de llegar a tu objetivo, muchos de los “sacrificios” que hayas tenido que hacer para llegar hasta allí ya no serán necesarios o al menos serán menos marcados.

 

Punto final, debemos mantener una actitud positiva a que algunas cosas quizás no serán de la manera que mas nos gustaría que fueran mientras trabajamos para alcanzar nuestra meta.

 

Si fuese así de fácil, todo el mundo estaría piedra.

 

CREO QUE YA NO DEBO SEGUIR PERDIENDO PESO Y TODAVIA NO ME VEO TONIFICADO/A

No es lo mismo perder peso que perder grasa. Todos hemos visto personas que literalmente están en el chasis y aún se mantienen flácidas. Esto es debido a que durante el proceso de pérdida de peso, no le dieron un estímulo a su cuerpo para preservar o crear masa muscular (que es la percha de la camisa.) Dicho estímulo podría ser, por ejemplo (no necesariamente el único), entrenamiento de resistencia.

El punto es que la dieta debe ir acompañada de entrenamiento que provoque un estímulo acorde al resultado que estamos buscando. No hace sentido querer lograr el cuerpo de Michelle Lewin haciendo dieta y cogiendo clases de zumba. Nada malo con la zumba, sólo asegúrate de combinarlo con algo que vaya acorde a tus objetivos.

 

EXPECTATIVAS – ALCANZABLES O PAJA MENTAL?

No se debe confundir la necesidad con el trabajo, lo que significa que aunque quieres el cuerpo ‘hot” para antes de ayer, es posible que dado tu punto de partida te tome unas cuantas semanas, incluso meses de trabajo para lograrlo.

 

Si quieres hacer los cálculos lo recomendable es perder un 1% de tu peso en libras por semana. Cualquier otro método que te venda rutas extremas mas rápidas, probablemente no sea sostenible o traiga repercusiones negativas a la larga.

 

Se inteligente, planifícate con tiempo, haz el trabajo , ten paciencia y disfruta el proceso.

 

COMO ESTAN TUS HORMONAS?

Este no es un punto para asumir o intuir.

Si sientes que has puesto el trabajo (tomando en cuenta los puntos mencionados anteriormente) y que no estás viendo resultados, no estaría mal la idea de visitar un endocrinólogo y hacerte análisis para verificar que tus hormonas estén en orden.

Desórdenes hormonales pueden afectar negativamente la eficiencia de tu proceso de pérdida de grasa.

 

A LA MIERDA JC … TODO ESTO LO SABIA!

No importa qué tan inteligente seas o lo mucho que sepas, nunca está de más un punto de vista objetivo e imparcial desde afuera. Si está dentro de tus posibilidades, busca asesoría de personas con experiencia en coaching nutricional.

Muchas veces nuestras propias emociones nos nublan de tomar las decisiones correctas y nos ahogamos en un vaso de agua.

 

Por otro lado, conocimiento no necesariamente trae acción. El tener que rendirle cuentas a otra persona casi siempre nos lleva a adherirnos mejor al plan y, por ende, nos permite lograr mejores resultados.

 

En conclusión, lograr un resultado específico, sobre todo cuando es ambicioso a nivel estético, rara vez es algo que se da de manera aleatoria. Hay diversos ajustes tanto psicológicos como habituales que se hacen necesarios y que deben ser aplicados para lograr un progreso y evitar la frustración o el famoso “mi genética no me ayuda”.

En esta ocasión, cubrí algunos de los puntos de estanque más frecuentes con los cuales me encuentro dando coaching en el día a día.

Te recomiendo hacer un análisis de conciencia honesto para que puedas localizar si estás fallando en alguno de estos puntos y así tengas la oportunidad de corregir y continuar progresando.

 

Nada malo en esto; en las adversidades encontramos una gran oportunidad para continuar creciendo.

 

Leave a Reply

Bodyignition
newsletter

No queremos que te pierdas ninguna de nuestras publicaciones, guías sobre conteo de macros y artículos prácticos y estratégicos.