+1 809 227 1044 Arroyo Hondo / Bella Vista info@bodyignition.com

Me encantan los retos. De hecho, creo que esa fue mi fuente de inspiración para empezar a entrenar. Desde pequeño fui gordito, y cada vez que hablaba sobre ponerme en forma y sacar “cuadritos” era cuestión de segundos para que alguien se burlara y me dijera que ni en mis sueños, que mi “genética” era de gordo (irónicamente, ahora muchos dicen que logre verme de esta forma gracias a mi “buena genética”). Y si hay algo que me gusta, es lograr lo que otros dicen que no puedo lograr, me da una satisfacción personal que no tiene precio. Obviamente, aunque fue en gran parte mi motivación inicial, ya no es mi motivación principal, esto se ha convertido en mi estilo de vida, y en una competencia conmigo mismo.

Yo era el típico “jartón”, honestamente creo que aún no he cambiado mucho en esa parte, comer es uno de los placeres que más disfruto, a diferencia de que antes comía hasta mas no poder, y ahora como con conciencia, para alimentarme y ver los cambios que quiero en mi físico.

Nunca fui obeso, tal vez nunca llegué a un nivel de obesidad porque siempre practiqué diferentes deportes, pero a pesar de eso nunca logré tener un cuerpo verdaderamente atlético, mas bien parecía un “gordito saludable” como le llamarían popularmente, nada alarmante para mi familia, sin embargo desde niño soñaba con tener un buen físico como el de “Rocky” o “Rambo”. (Y si…yo era de los que empezaba a hacer pechadas y abdominales cada vez que veía una película de Rocky!).

Cuando terminé el colegio empecé a trabajar y estudiar en la universidad, seguí con los mismos hábitos alimenticios sin hacer ningún tipo de ejercicio, y en menos de 4 meses había ganado 20lbs. Preocupado por el deterioro en mi físico tomé una de las mejores decisiones de mi vida: Empezar a entrenar!. En esos días se acercaba mi cumpleaños y decidí regalarme una inscripción en el gimnasio. Eso fue el 18 de Diciembre del 2005 y desde aquel entonces me he mantenido entrenando y alimentandome bien de manera constante. Honestamente esto nunca represento un sacrificio para mi, porque es de las cosas que mas disfruto, entrenar se ha convertido en mi pasión y en cierta forma hasta en mi terapia o desahogo ante diferentes situaciones.

Se nota que me gusta el marmol cake?

De igual forma, desde que me inicié en esto me llamo mucho la atención el tema de la nutrición, conocer cuales alimentos eran los más saludables, y el efecto que estos tenían sobre mi entrenamiento y los resultados. Tuve la suerte de conocer páginas como Ponteroca y personas como Checo,  con quien aprendí bastante sobre lo que sé actualmente, y de rodearme de personas con mis mismos intereses. Realmente eso me ahorró mucho tiempo, me permitió ver progreso con rapidez y me impulsó a querer conocer más sobre el tema. Empecé a leer artículos en Internet, Libros de Nutrición y Entrenamiento, y desde entonces se convirtió en un hobby para mí. En aquel momento no veía la posibilidad de ayudar a otros, simplemente era un principiante que quería convertirse en un experto. (Aún sigo trabajando en eso)

En el tiempo que tengo entrenando (cerca de 5 años) he puesto en práctica diferentes estilos de alimentación y entrenamiento. Cuando inicié llevaba un artículo muy conocido de Ponteroca, llamado “Más Músculo Menos Grasa”, el cual consistía en un estilo de alimentación balanceada, entrenamientos con pesas y ejercicios cardiovasculares 3-5 veces por semana. Con este tipo de alimentación y entrenamiento logré adelgazar las 25 libras que me propuse como meta inicial, manteniendo un buen nivel de masa muscular. Tenia el peso con el que terminé bachillerato, sin embargo me veía totalmente diferente debido al progreso en la calidad de mi composición corporal. No llegué a medir mi porcentaje de grasa en aquel entonces pero estimo que andaba por 15%.

Luego de un año y haber leído sobre las dietas bajas en carbohidratos (Ketogénicas) decidí hacer la dieta de Atkins. Con esta seguí perdiendo libras y logré reducir mi porcentaje de grasa de manera considerable, sin embargo perdí  fuerza en mis levantamientos y rendimiento en mis rutinas.

Meses más tarde gracias a Checo conocí una variable de las dietas bajas en carbohidratos, la “ Dieta Paleolítica”  o “Dieta cazador-recolector” , esta  consiste en consumir alimentos que consumía el hombre de las cavernas como frutas, nueces, raíces, algunos vegetales y excluye todo lo procesado o refinado, los lácteos, la sal y los granos.  Para mí este tipo de alimentación es superior o cualquier otra dieta baja en carbohidratos, por el hecho de que se enfoca mucho en la ingesta de alimentos saludables y sin procesar. A diferencia de otras que aconsejan soló eliminar los carbohidratos, sin poner mucho énfasis en el consumo de carnes magras y en el consumo de grasas saludables, de ahí surgen muchos de los problemas de salud de personas que llevan dietas bajas en carbohidratos, pero altas en grasas saturadas y trans.

Con éste estilo de alimentación logré alcanzar un porcentaje de grasa bien bajo, por debajo del 10%, y un buen estado de salud. Sin embargo tenía interés en llevar otros estilos de alimentación que me permitieran ser más flexible en los alimentos y un mejor desarrollo en mi masa muscular.

A inicios de este año empecé a llevar un estilo de alimentación diferente, introduciendo los carbohidratos en mi dieta nuevamente. Honestamente esto fue un reto para mi, después de mas de 3 años comiendo “Low Carb” me había convertido en un “Carbofóbico”, además de que esto significaba ir en contra de todo lo que había aplicado en los últimos años y de mucha información que he recibo a través de libros y artículos. Pero por el otro lado tenía un tiempo leyendo sobre dietas que incluían carbohidratos y fisiculturistas que se preparaban para competencia sin eliminar los carbohidratos de sus dietas, toda esa información me parecía muy lógica y quise experimentar con este estilo de alimentación.

Los resultados con éste estilo fueron sorprendentes, en tan sólo días todos los pesos en levantamientos en los que tenía meses estancado se incrementaron, tenía mayor nivel de energía durante el día, y veía mi porcentaje de grasa reducirse semana tras semana. Puedo decir que con esta forma de alimentarme he alcanzado mi mejor condición física.

Este estilo se conoce popularmente como “Carb Cycling”, y consiste, tal y como dice su nombre en ciclar los carbohidratos. El consumo de carbohidratos varía de acuerdo al día y el nivel de actividad física de ese día, teniendo días Bajos, Moderados y Altos en carbohidratos durante la semana.

Este se ha convertido en mi método predilecto, por el hecho de que no tengo que privarme de ningún macronutriente, es una alimentación mucho más balanceada, y me permite tener lo mejor de ambos mundos (Las dietas bajas en Carbohidratos y las dietas altas en carbohidratos).

Mas adelante pienso hacer un articulo sobre mi alimentación, suplementación y entrenamiento  durante las últimas 22 semanas para lograr mi condición actual.

Dificultades?

Más que dificultades prefiero llamarle enseñanzas, en todo éste proceso he aprendido a poner las cosas en orden en mi vida, saber cuáles son mis prioridades y tomar decisiones de acuerdo a las metas que tengo, ya sean tanto a nivel físico como a nivel personal.

Ahora me viene a la mente las famosas excusas que tienen la mayoría, “No tengo tiempo para entrenar” , ” Voy a empezar el gym cuando termine la universidad” , “Voy a empezar la dieta despues de Diciembre”, etc… La verdad es que nunca llegará ese momento ideal para nada, siempre tendremos muchas cosas por hacer, y siempre tendremos muchas actividades sociales que pongan en riesgo nuestra dieta. Lo importante es aprender a organizarnos y sobrellevar ese tipo de cosas.

Yo logré hacer mi transformación trabajando a tiempo completo, asistiendo a la universidad de noche, y teniendo una vida social como la de cualquier persona de mi edad. Yo no tengo ninguna cualidad sobrenatural, tal vez la diferencia está en como organizo mis prioridades.

He tenido que entrenar en todos los horarios, de madrugada, tarde en la noche, en horas libres entre clases, fines de semana. De igual forma he tenido que rechazar cientos (sin exagerar) de invitaciones de amigos para salir a beber, aquí es donde empiezo a sonar como un antisocial, y la verdad es que no me importa como suene, cada decisión que tomas tiene sus pros y contras, y hay que aprender a lidiar con ellos. Por eso es importante antes de tomar cualquier decisión analizar lo positivo y lo negativo, y procurar que la balanza se incline hacia el lado positivo.

antes - despues

En resumen

Esta es mi pasión, esto es lo que más disfruto, y es por eso que decidí iniciar este proyecto junto a Luis Mejía, quien siente ésta misma pasión por el mundo de la nutrición y entrenamiento. Realmente no veo esto como un trabajo, mi mayor satisfacción es servirle de ayuda a personas que están verdaderamente interesadas y comprometidas con lograr cambios en sus físicos.

Related Posts

1 Response
  1. Franyones

    Quisiera conocer en persona a alguien que alla sido en ese antes y despues, porque se me hace dificil ver los resultados, ya que mis resultados no han sido satisfactorios.

Leave a Reply