+1 809 227 1044 Arroyo Hondo / Bella Vista info@bodyignition.com

Siempre me han llamado la atención las transformaciones, cada vez que buscaba información sobre nutrición o entrenamiento era mi sección favorita. El hecho de contar una historia que concluye con éxito, siempre resulta de gran fuente de motivación. A pesar de los obstáculos en el trayecto, al final éstas experiencias nos enseñan sobre la vida, todo lo que nos proponemos alcanzar requiere de empeño y dedicación, el éxito no ocurre por accidente y cada una de las historias estaban llenas de esto.

Entonces, ¿cómo se convierte alguien con pobre genética y con todas las posibilidades en contra en alguien capaz de motivar a otros a lograr un cambio?

Aquí va mi historia…

Desde joven siempre fui aficionado a la comida y especialmente del tipo de comida que no aportaba nada y en grandes cantidades, pizza, helados, hot dogs, cheeseburgers, montañas de arroz catchup, cereales azucarados, donas, galleticas, salchichas procesadas, y claro cero vegetales yo iba a Mcdonald´s y la indicación siempre era “sin vegetales por favor”. Mi familia siempre se ha caracterizado por las grandes reuniones y para colmo las picaderas nunca faltan, hablo de quipes, pastelitos, croquetas de pollo, refresco y claro el postre helado y bizcocho, nadie prestaba atención a la nutrición.

Verdadero amor...

A medida que fui creciendo me empecé a dar cuenta de los problemas de salud relacionados a los hábitos alimenticios. El resultado luego de 15 años de este estilo alimenticio… 191lb. y más de 40% de grasa.

Aquí empiezo a explorar distintos tipos de dietas que ya deben conocer, pasé de Vegetariano a Atkins los dos extremos y con ambas rebajé pero luego de perder las libras de más adivinen…recreo ! Otra vez.. pizza, helado, galletas, etc y con ellos las libras perdidas. Eran dietas que producían resultados momentáneos.

Recuerdo un verano, tenía 17 años y me entero de una oferta de inscripción en unos de los gimnasios más conocidos del país, la oferta sonaba tentadora y la idea de ponerme en forma sonaba muy interesante, ya la idea “dame 3 meses para que tu veas” rondaba mi cabeza.

Luego de unos meses perdí las libras de más y pasé de talla 36″ a 32″ lo cual es considerado como “en forma” pero ahora estaba interesado en ponerme roca!

Aquí conocí a Francesco Geremia, propietario de unas de las tiendas más reconocidas de suplementos del país. Y de él aprendí las 2 lecciones más importantes hasta el momento: como entrenar con intensidad y basar dieta en alimentos saludables. Empecé a incluir más proteína y más vegetales a mi menú diario, también aprendí a cocinar y preparar mi propia comida.

Luego de años de entrenamiento y con una dieta saludable con un “Targeted Carb Approach” en donde sólo se consumen carbohidratos de alto índice glicémico luego del entrenamiento y frutas en la mañana logré llegar a 185 lb con un 15% aquí uno está con el típico 16″ de brazos pero ni señales de cuadros. Este era un buen progreso pero quería llevar mi cuerpo a otro nivel. En 4 años había reducido 25% de grasa y había ganado unas 35 lbs de músculo.

Año 2009, comienzo a interesarme en mejorar mi composición corporal y finalmente descubrir mis abdominales! Luego de mucha investigación inicio una dieta súper estricta conocida como “Velocity Diet” la cual consistía básicamente en batidas de proteína bajas en carbohidratos, fibras y grasas naturales. La duración fue de 4 semanas y ví buenos resultados, el desastre ocurrió en los próximos 2 meses seguidos a dicho régimen, la parte de reintroducir los alimentos sólidos, pero debía mantener mi consumo calórico bajo para no ganar la grasa perdida, pero dicha reducción fue tan drástica que me encontraba comiendo una 1200 cals diarias y con un alto nivel de actividad física, lo que resultó en que perdiera entre 8-10 lbs de masa muscular ! Fue la primera vez que ví mis abdominales pero había echado un año de entrenamiento a la basura por el déficit calórico tan pronunciado que había generado por esos 3 meses.

Por otro lado todo el mundo insistía en lo flaco que me veía mes tras mes lo que me presionó a comer compulsivamente y luego del primer mes ya los cuadros habían desaparecido y había aumentado rápidamente de peso, esto continuó de la misma manera por meses y luego llegó diciembre y ya conocen la historia.

Viendo hacia atrás me senté a analizar todo fríamente, a pesar del desastre que había hecho aprendí las lecciones más simples y al mismo tiempo valiosas:

1. Ten un plan

2. Mide tu progreso

3. Es posible para cualquier persona lograr un % de grasa bajo

Esta última fue muy importante porque pensaba que genéticamente era imposible para alguien que había sido gordito la mayor parte de su vida llegar a estar definido. Confirmé que es una simple adaptación del cuerpo y todos pueden lograrlo.

Llega el año 2010 y me veo decido a intentar lograr una nueva transformación, pero esta vez teniendo como meta conservar mi masa muscular y como segunda parte recobrar las libras de músculo que había perdido.

Es cuando le comento a Hamid sobre el reintroducir los carbohidratos  en la dieta y ciclarlos dependiendo de la actividad física. Este tipo de alimentación iba en contra a todo lo que habíamos probado anteriormente y en verdad me encontraba renuente a probar este método, para ser sincero ninguno de los dos pensábamos que iba a funcionar, pero mientras más información recopilaba más me convencía sobre la posibilidad de que fuese efectivo. No fue hasta que inicié mi plan que experimenté ganancias en fuerza y perdida de grasa de forma simultánea, esto se volvió notorio y los amigos más cercanos del gimasio ya empezaban a preguntar sobre lo que estaba haciendo o bebiendo, luego empezaron a interesarse por el programa, luego de sólo 3 semanas todos estaban convencidos de la efectividad de este método y para respaldarlo aquí están mis resultados:

Transformación 2010

Todo esto fue manteniendo mi masa muscular, mi fuerza y reduciendo drásticamente mi % de grasa. En todo el tiempo que tuve entrenando no había visto resultados tan dramáticos y sostenibles. A partir de esta experiencia comenzamos a programar las dietas de 5 compañeros y es con esto que todos logran alcanzar la mejor condición física de sus vidas, lo que da nacimiento a bodyignition, el resto será historia.

Es una simple adaptación

Por lo que a mi respecta, esto sólo el inicio debo ahora completar la otra mitad de mi meta…conseguir las libras de músculo que me prometí a mi mismo recobrar, ésta vez con una mejor composición corporal, estaré manteniéndolos al tanto de mi trayecto en mi blog día a día y serán parte de esta nueva etapa de crecimiento. Sólo hace falta determinación, disciplina y dedicación para lograr alcanzar una meta, sea cual sea.

Determinación, disciplina y dedicación.

Bienvenidos a Body Ignition, inicia el cambio!

Related Posts

Leave a Reply

Bodyignition
newsletter

No queremos que te pierdas ninguna de nuestras publicaciones, guías sobre conteo de macros y artículos prácticos y estratégicos.